Aprender inglés desde una edad temprana tiene múltiples beneficios que hay que aprovechar. Este aprendizaje no solamente se puede realizar a través de clases de inglés especializadas para niños como imparte Great Little People, sino que también se debe complementar en casa y es por ello, que te entregamos en este post 5 tips para aprender inglés en casa.

Beneficios del aprendizaje a edades tempranas

A primera instancia, el aprendizaje del inglés cuando son tan pequeños parece prescindible, algo que está lejos de la realidad. Hasta los 10/ 12 años el cerebro tiene una mayor plasticidad fomentando un aprendizaje más rápido que les permite adquirir mejor los conocimientos.

Aprender un idioma a edades tempranas posibilita:

-Desarrollar facilidad de aprender idiomas en el futuro, y por tanto, mejorar sus oportunidades laborales.

-Entrada a un plan bilingüe en educación primaria.

-Oportunidad de relacionarse con otras personas desde pequeños y conocer otras culturas que les permitan ser más empáticos y tolerantes frente a los demás.

Tips para aprender inglés en casa

Asimismo, la adquisición de conocimiento también posee ventajas a nivel cognitivo:

-Aumenta la capacidad de concentración y memoria.

-Activa las zonas cerebrales relacionadas con el lenguaje.

-Estimulación del pensamiento crítico.

-Mayor cantidad de materia gris en el cerebro que está conectado con el control ejecutivo.

Tips para aprender inglés en casa

Esta flexibilidad que tienen los niños/as a la hora de aprender  les permite practicar inglés en casa. Aprender inglés en casa contribuye a que memoricen mejor lo aprendido en clase y a normalizar el idioma en su día a día.

Ahora mismo seguro que estarás pensando:

¿Cómo hago que mi hijo/a aprenda inglés sin ser un/a profesional en educación?

No te preocupes, Great Little People te explica 5 tips para aprender inglés en casa que convertirá el aprendizaje en una experiencia divertida y natural.

1. Haz que todo sea un juego

No hay mejor manera de practicar inglés que de una forma divertida en forma de juego. Muchos estudios afirman y han comprobado, que el juego es un recurso educativo muy potente debido a que fomenta el interés, estimula su atención y hace el aprendizaje más sencillo.

Hay muchos juegos para aprender inglés; juegos de rol, puzles, adivinanzas, memory… ¡Las opciones son infinitas! 

2.  Uso de aplicaciones

Los niños/as de hoy en día son nativos tecnológicos, y por tanto, todo lo que esté relacionado con este mundo tiene el interés y autonomía de los más pequeños. 

Una buena opción es la app educativa Great Little World. En esta app tu hijo/a podrá viajar por todo el mundo acompañado de pequeños personajes. En cada país, se encontrarán una multitud de juegos, canciones, cuentos y actividades adaptados a la edad del usuario.

3. Utilizar las actividades diarias

Actividades como comer, hacer la cama o lavarse los dientes son excelentes oportunidades de practicar un segundo idioma. Aprovecha estos momentos para preguntar vocabulario, dar instrucciones en inglés o si es un poco más mayor, entablar una pequeña conversación.

4. Dibujos en inglés

Como hemos dicho anteriormente en Great Little People, ver dibujos es una de las actividades preferidas de los niños/as. 

Con esta herramienta, pasarán un momento divertido mientras adquieren vocabulario y mejoran su pronunciación. No pasa nada si al principio no entienden nada, poco a poco, a través del visionado de las situaciones, irán mejorando.

 

5. Usa la música y acertarás

La música está muy presente en la vida de todos, por lo que es muy sencillo poner música en inglés para que desarrollen su oído y se acostumbren al idioma mientras interactúan con la canción.

 

Con  estos tips para aprender inglés en casa, no solo estaremos fomentando la práctica de un idioma, sino también estaremos construyendo momentos divertidos junto a nuestros hijos/as.